La resiliencia

Trabajar la resiliencia en edades tempranas nos da mayores garantías de tener un adult@ más estable, es por ello que debemos de ir abandonando la idea de educar a nuestros perr@s cuando han dejado atrás la infancia.

Si quieres saber más, pregunta por nuestros talleres para cachorros.

Es muy importante saber manejar la educación de nuestros mejores amigos caninos en estas edades para la prevención de futuros problemas de conducta y más importante aún para  garantizarnos su felicidad y estabilidad emocional y mental. 

Los perros jóvenes no se les puede arrebatar la energía de golpe y tampoco se les puede impedir que pasen por las etapas que tocan a cada edad, es por ello que cuando un cachorro por ejemplo, rompe cosas no se les puede impedir que tenga este comportamiento sino que derivaremos la mordida a elementos que pueda hacerlo como juguetes duros, podemos usar retales de ropa vieja o calcetines viejos y amarrarlos para que se divierta tirándolo al aire y llevándolo de un sitio a otro, entre otros.

Sería muy conveniente que tenga experiencias agradables con otros perros antes de cumplir las 8 semanas y no correr riesgos ni para su salud física ni para su salud emocional por lo que vamos a quedar con unos amigos que tengan perros que sean muy tolerantes y amigables y los vamos a presentar, no solo vale elegir perros que no sean agresivos también hay que tener en cuenta que si son muy efusivos y arrastran al cachorro podría generarse mucho miedo en la edad adulta.

Es muy conveniente también que intentemos que hagan al menos un pis y una caca al día en la calle, hablamos que podríamos empezar a realizar esta tarea a partir de la sexta o séptima semana, en una zona que esté limpia para evitar riesgos de enfermedades, de esta manera evitaremos que no nos cueste demasiado que hagan sus necesidades fuera de casa cuando haya llegado el final del período de vacunación.

Equilibrio en la enseñanza, es decir no exigir más de lo que toca en cada momento de su desarrollo pero tampoco menos, en los dos y tres primeros meses de vida enseñaremos introducción al olfato (con ponerle el pienso esparcido en el suelo bastará de momento), gestión de aversivos (con tirarle golosinas en el suelo en una zona que hayan obstáculos bastará), propiocepción (un ejercicio podría ser ponerle un elástico en la patita de atrás mientras busca como golosinas en el suelo),  socialización (con perros sanos, ruidos, otros animales, etc), juegos mentales (Se le podría poner la comida dentro de una toalla), etc.

Todos estos ejercicio los veremos con más detenimiento en otros posts.

¡¡¡Y no lo olvides!!!

¡¡¡La educación es un derecho para ellos y una obligación para nosotros!!!

¡¡¡Hasta la próxima unimascoter@s!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies