Divertido sábado de perros en la playa de Bocabarranco en Jinámar Telde.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Novedades-blog-playa-bocabarranco2.jpg

Este sábado nos fuimos de pateo canino por el Barranco Real de Telde hasta la playa de Bocabarranco.

Nos lo pasamos genial y aprovechamos para practicar algunas pautas que vemos en clases de adiestramiento.

Pautas de adiestramiento trabajadas durante el paseo.

Distancia Social.

¿A quién no le gusta pasear tranquilamente con su perro sin tener miedo a que se aleje demasiado?

Los perros son animales sociales y por tanto se les puede enseñar que mientras pasean sin la correa no pueden alejarse demasiado pues corren el riesgo de perderse entre otros peligros. ¿qué mejor momento para practicarlo que en una caminata por un barranco?.

La llamada.

Conseguir una buena obediencia en la llamada a nuestro perro no siempre es fácil.

Depende de como se la enseñemos pueden haber fallos como esperar siempre una golosina al ser llamado, no venir si está muy distraído con algo de su interés, no enterarse ni siquiera que le estamos llamando, etc.

En los paseos caninos se presenta la ocasión perfecta para entrenar la llamada y evitar todos estos posibles contratiempos, pues en los paseos se presentan un sinfín de distracciones que con las herramientas adecuadas podemos corregir.

Es muy importante tener en cuenta que antes de corregir estos fallos en la vida real (los paseos caninos por ejemplo) primero les enseñamos en nuestras clases de adiestramiento, pues no se puede corregir algo que no se ha aprendido previamente.

Juego de perros.

Los perros no nacen aprendidos.

Los perros por el hecho de ser perros no saben todo lo que implica el comportamiento canino, es necesario enseñárselos y a falta de una manada en la que lo puedan aprender nos toca a nosotros crear situaciones para poder indicarles lo que se espera de ellos y lo que no.

Cómo indicarle a otro perro que no quiero jugar más sin ser agresivo, cómo reconocer que me están diciendo basta y saber parar antes de ocasionar problemas entre otros perros. Todas estas pautas las pudimos practicar en nuestra visita a la playa.

El vínculo.

Nos lo pasamos genial y fue una ocasión perfecta para crear lazos más fuertes entre los perros y sus guías humanos.

El vínculo no es la única pauta necesaria para conseguir una buena obediencia, pero si se podría decir que es la más importante de todas.

¡¡Hasta la próxima unimascoter@s!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies