Adoptamos a Goofi cuando tenía 3 meses, lo sacamos aterrado del fondo de una jaula. y evitar cometer injusticias con él como futuros problemas.

Dimos entonces con Unimascota ya través del educador canino Abelardo     nos enseñaron a comunicarnos entre nosotros, a tener confianza mutua, 

cómo enseñarle a jugar con otros perros sin que los enganchara de la pechera, a venir cuando lo llamamos, a esperar cuando se lo pedimos, a saber cuándo y cómo podemos regañarlo para que sea eficaz sin ser dañino para él. Cuando a Goofi le empezó a parecer divertido coger todo lo que pillara, gafas, zapatillas, playeras, carpetas, botellas de 2 litros de agua llenas, etc… fue una suerte estar participar en las clases de Unimascota porque inmediatamente se lo comentamos y nos enseñaron a dirigir esas ansias de morder nuestras cosas hacia juguetes exclusivos para él que nunca habíamos visto antes y que son realmente útiles. Ahora nos hemos encontrado a la preciosa Mica que estaba abandonada y ha comenzado a formar parte de nuestra familia, está súper feliz porque lo que hemos aprendido en las clases con Goofi lo estamos aplicando con ella y porque su profe (que llevaronla a ella también a clases) es un besucón ya ella le encantan los besos. En fin  ha sido una experiencia tan útil, divertida y educativa que nos apetece formar siempre parte de la comunidad de Unimascota.

PD:  No dejen que aparezca un problema para solucionarlo, adelántense y no dejen que suceda.

x

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies